31.8.12

el propóleo en odontología

El término propoleo proviene del griego y significa en "defensa de la ciudad (o colmena)". Es una sustancia natural resinosa elaborada y procesada por las abejas con la secreción que ellas recogen de diferentes árboles y plantas. Las abejas recubren las paredes internas de sus colmenas con una delgada capa de propóleo con la finalidad de reparar o proteger la colmena de invasores; dado que el propóleo es una sustancia embalsamadora, es responsable de la baja incidencia de bacterias dentro de la colmena. 

A partir de la década de los 60 se efectuaron las primeras investigaciones científicas que revelaron la compleja estructura del propóleo, por lo que hoy se tiene respuesta a muchos interrogantes acerca de los mecanismos de acción que explican sus propiedades antimicrobianas, cicatrizantes, estimulantes del sistema inmunológico y antioxidantes. 

Una de las actividades más importantes del propóleo es su actividad antimicrobiana la cual se le atribuye básicamente a los flavonoides, es un compuesto bioactivo de grandes potencialidades para el tratamiento como antiséptico de aftas en la boca, herpes, amigdalitis, ayuda en la cicatrización de las heridas, antiinflamatorio, anticaries, cirugía oral, endodoncia, periodoncia y patología oral entre otras.

Es importante destacar que existen diversos estudios enfocados en la eliminación de la caries dental relacionados con el propóleo con el fin de determinar la inhibición del crecimiento de varios microorganismos bucales, los cuales han sugerido que esta sustancia natural interfiere en la inhibición de la actividad enzimática de varias proteínas que son necesarias para el crecimiento y desarrollo de los mismos, contribuyendo a la posible solución de un problema de salud pública como es la caries dental. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario