25.4.13

El tomillo en odontología


Origen y Cultivo
Proviene del antiguo Egipto donde ya era utilizada bajo forma de ungüento para el embalsamamiento de los cadáveres. El tomillo es ampliamente cultivado por su sabor fuerte, que se debe a su contenido de timol. 

Es una planta aromática vivaz, con ramas color parduzco o blanco aterciopelado, que pueden alcanzar hasta 50 cm. de altura. Como especie característica de la cuenca mediterránea le van bien los suelos soleados y secos, preferentemente calizos y arcillosos. Prospera desde el nivel del mar hasta los 2000 m. y soporta gran variedad de climas. Resiste bien las heladas y las sequías. Prefiere el sol directo.

Se planta en la primavera y luego crece como una planta perenne. Puede ser propagadas por semillas, esquejes o por división de secciones de raíces de la planta. A partir de marzo produce flores de color rosado y blanco, agrupadas en las extremidades de las ramas.

Como partes útiles están las hojas y las flores.

Uso medicinal
El aceite esencial de tomillo común (Thymus vulgaris) se compone de 20 a 54% de timol. El timol, un antiséptico, es el principal ingrediente activo en el enjuague bucal Listerine. Antes de la aparición de los antibióticos modernos, se utilizaban para medicar los vendajes. También se pueden encontrar como ingrediente activo en todos los desinfectantes naturales sin alcohol.

INFUSIÓN: Una infusión de la hierba en el agua puede ser utilizada para la tos y la bronquitis. En medicina, el tomillo se utiliza para las infecciones respiratorias en forma de tinturas, infusiones, jarabe de bálsamo, o por la inhalación de vapor. Debido a que es muy buen antiséptico, la infusión de tomillo es muy efectiva contra la inflamación de la garganta cuando se hacen gárgaras tres veces al día. La inflamación normalmente desaparecen en 2 – 5 días. Otras infecciones y las heridas se pueden gotear con tomillo que haya sido hervida en agua y enfriada.

INHALACIÓN DE VAPORES: El timol y otros componentes volátiles de las hojas penetran en los pulmones, siendo altamente soluble en lípidos, donde se reduce la viscosidad del moco y ejerce su acción antimicrobiana.

Preparación del Enjuague Bucal
  1. Hervir un litro de agua mineral.
  2. Cuando esta el agua hirviendo, parar el fuego y poner 60 gramos de planta cortadita a trocitos por litro de agua.
  3. Añadir 1 cuchara sopera de sal.
  4. Esperar 5 minutos y extraer la planta de tomillo de la infusión.
  5. Dejar enfriar.
  6. El enjuague puede conservarse durante una semana.


Indicaciones
  • Enfermedades infecciosas de las encías: gingivitis, enfermedad periodontal.
  • Heridas de la mucosa y aftas bucales.
  • Antes y después de cirugía oral: extracción de dientes, implantes dentales y cirugía periodontal.
Modo de Empleo
En fase activa de enfermedades bucales o tratamientos quirúrgicos:
Enjuagar el contenido de un vaso durante 5 minutos 3 veces al día.

En fase de mantenimiento
Enjuagar el contenido de un vaso durante 2 minutos 1 vez al día.

1 comentario:

  1. Hola, navegando por la red me encontré con tu blog, y esta entrada en específico con las técnicas caseras y naturales para el cuidado de la boca, se me hace muy interesante, ya que no había oido hablar de esto. Soy un dentista en zapopan y me llama mucho la atención este concepto, seguiré mas noticias de tu blog. Saludos!

    ResponderEliminar